Radiografía de equipos de alto rendimiento

Cuando nos mencionan equipos de alto rendimiento, lo primero que se nos viene a la mente son los equipos deportivos exitosos. Aquellos que han conquistado la gloria de ganar los torneos y premios más prestigiosos y que están en la cúspide de su carrera. A nadie se le ocurre que un equipo de alto rendimiento podría ser el que mantiene el césped de las canchas de tenis o los encargados de la limpieza de los camarotes en los cruceros. Si bien, es cierto que los del primer grupo no podrían ser tan exitosos sin ser un equipo de alto rendimiento, también es cierto que el éxito es relativo a los objetivos del equipo. El equipo del crucero podría clasificarse de alto rendimiento si es capaz de, con un número limitado de personas, limpiar todos los camarotes eficientemente y siguiendo estándares altos de calidad en el poco tiempo que el crucero está en el puerto desembarcando y embarcando nuevos pasajeros. Pero, no todo tiene que ver con el resultado del equipo, hay otros factores que se aprecian de los equipos de alto rendimiento. Por ejemplo, el tiempo que pueden mantener su rendimiento o su radio de mejora, su adaptabilidad a situaciones cambiantes, su respuesta a contingencias, su interacción con otros equipos de la organización y más.

 Tratar de definir qué es un equipo y quiénes lo conforman siempre implica algunas discusiones y opiniones encontradas. Generalmente, los equipos en el ámbito institucional son creados “artificialmente”; es decir, las capas de manejo de la organización deciden cuál es su composición, cuál es su objetivo y su jerarquía de gobierno aún antes que el equipo se forme.

La premisa de este tipo de organización es que si a un grupo de personas les dicen que son un equipo y deben trabajar juntas, entonces empiezan a llamarse a sí mismas equipo y tratan de trabajar juntas. El problema con este enfoque es que somos personas y, como tal, somos individuos con nuestras propias motivaciones, metas y redes de interacción social. Otro problema es que frecuentemente los objetivos iniciales de un equipo no son necesariamente compatibles con el estado actual del ambiente donde el equipo se desarrolla o el resultado final o visión que tiene la organización a la que pertenecen. Es decir, se fijan objetivos que cubren un periodo de tiempo que no necesariamente compagina la visión y estrategia inicial del equipo con el desarrollo de los eventos y del mundo en el que el  equipo debe trabajar, con presunciones que no necesariamente son válidas o relevantes después de un tiempo.

 Esto nos indica que el proceso de  formación de un equipo es algo vital para que un equipo sea exitoso, considerando factores humanos y ambientales, y no solamente estratégicos o funcionales. Ya que los equipos están conformados por personas, para poder obtener lo mejor de ellas hay que tomar en cuenta sus motivaciones, en adición a su pericia y experiencia.

Estudios científicos han encontrado que el impacto de la experiencia y el talento en el éxito de un equipo es limitado y en la mayoría de los casos condicionado a elementos relacionados con la motivación. Sin importar el tipo de equipo, los resultados de investigación, en esta área, han concluido que mientras más tiempo un equipo se mantiene junto y compartan sus experiencias y talento, tienden a obtener los mejores resultados. Además, hay tres factores que son críticos para el éxito de los equipos:

●       Sentido de pertenencia. Para que los miembros de un equipo, sientan que realmente forman parte de un equipo, no se consigue solamente por el hecho de nombrarlos formalmente como un equipo. Muchas veces, los equipos son informales y funcionan con canales de comunicación personal y aun así las personas se sienten que pertenecen a un grupo específico y se encuadran como parte de ese grupo. Ahora,¿se puede crear el sentido de pertenencia? Como seres humanos tenemos un deseo de satisfacer nuestras necesidades de conecciones con otros seres humanos. Un estudio reciente encontró que toma 50 horas para pasar de alguien conocido a un amigo casual, unas 40 horas adicionales para convertirse en un amigo real y, en total, unas 200 horas para volverse un amigo cercano. Lo que significa que en nuestras 40 horas semanales de trabajo hay suficiente tiempo para poder encontrar las conexiones emocionales que nos hacen sentirnos afín a compañeros de equipo. Aun así , esto no es un proceso automático. Alex Pentland, un investigador de MIT, ha identificado tres características en los equipos de alto rendimiento que permiten crear conexiones duraderas entre sus miembros y les proveen seguridad: cada miembro escucha y contribuye, más o menos en igual proporción, manteniendo sus contribuciones cortas, los miembros mantienen niveles altos de contacto visual y sus conversaciones y gesticulaciones son  frecuentemente energéticas; finalmente, todos los miembros se comunican entre sí y no solo con la persona “a cargo”.

●       Vinculación o adherencia. Un elemento crítico para crear vínculos entre una persona y su equipo es conocido como el sentimiento de vulnerabilidad. Básicamente, implica que cualquier miembro del equipo puede mostrarse vulnerable y autocrítico y aun así ser respetado por el resto del equipo. Esto implica ejercicios conscientes de los equipos para mostrar las vulnerabilidades de sus miembros, tener oportunidad de recapacitar sobre acciones pasadas y errores, y sentir que pueden compartir responsabilidades, fallas y éxitos juntos. Al introducir el sentido de vulnerabilidad en los equipos se refuerza el sentimiento del vínculo de pertenencia al mismo tiempo que la confianza entre los miembros de un equipo.  Este vínculo se transforma en una lealtad que rivaliza con las de hermandades y son suficientemente poderosas para dar sentido al apoyo y soporte entre miembros del equipo, en contraste al trabajo de los "héroes solitarios".

●       Soporte a una visión común. Finalmente, la razón por la cual el miembro de un equipo lo da el todo por el todo es porque cree en la visión que el equipo está implementado y no solamente está enfocado en la gratificación de hacer su trabajo para conseguir un reconocimiento monetario. La visión debe estar compartida y apoyada por todos los miembros del equipo que, además, sirve como elemento adicional de conexión entre los miembros, mientras también asegura que las metas son relevantes y proporcionadas. En este sentido, muchos equipos exitosos se auto-imponen metas que pueden llegar a ser más ambiciosas que las pensadas por el manejo de la organización a la que pertenecen. Para lograr esto, es importante dividir la visión en pequeñas unidades, orientadas en una dirección específica, que permiten enfocar la atención y compartir como una meta. Sin un propósito claro compartido, los estudios de investigación han mostrado que los miembros de un equipo revierten a comportamientos egocéntricos y, por tanto, la visión compartida es vital para poder explotar todo el poder del trabajo en equipo, donde el éxito del equipo se antepone a aspiraciones individuales, dado que ambas están completamente alineadas.

Edgar Ramos, MSc

Investigador Senior en Ericsson Research Finlandia

 

Edgar tiene amplia experiencia en el desarrollo, estandarización, y evaluación de conceptos nuevos para redes celulares, junto a equipos de alto rendimiento. Él ha estado envuelto en el inicio, evolución y conceptualización de 5G, redes heterogéneas y protocolos de redes inalámbricas e inteligencia artificial y es autor de varias patentes y artículos en estas áreas. Además de ejercer como mentor y coach de equipos y talentos en el área de tecnología e innovación de estudiantes y profesionales.

 Actualmente, dedica su trabajo de investigación al Internet-de-las-cosas (IoT) y la facilitación para la adopción de inteligencia artificial.


Beneficios de estudiar en UPI

Alta empleabilidad
Carreras de alta inserción laboral
Enseñamos Inglés
Mejoramos tus oportunidades laborales
Horarios Flexibles
Turnos matutino y nocturno
Precios Accesibles / Financiamiento
Becas y cómodas cuotas
 
Ubicación céntrica / fácil acceso
Frente a la U. de Panamá a 5 minutos del metro Iglesia del Carmen
Powered by LinkDigital and Developed by OnTech Solutions